jueves, 3 de julio de 2008

Andalucía II

De vuelta. El viaje ha tocado a su fin. Pero no nosotros. Esto no se acaba: se abre una nueva aventura. Fuimos muchos, pero volvemos uno sólo, un Todo y, bajo el brazo, tres lunas. Amistad. Mar. Tambores...un amigo más humano que nunca, salmorejo y sonrisas colectivas y anónimas. Miro atrás. Nos veo allí, en Andalucía. Miro adelante y nos veo en el Ártico, o en el patio del instituto, debajo de un árbol, o en la "uni", o en Andalucía, de nuevo...Cuántas noches de vida. Cuántos sueños despiertos. No voy a ser ciego, no. Voy a mirar. Mirar bien. ¿De qué sirven los ojos a un cerebro ciego? Mirar y apreciar. Coger los buenos momentos del viaje, meterlos en una coctelera, agitar bien, y dárselo de beber a quienes han compuesto su sabor. Sabor a huellas. Huellas de amigos, errantes por tierras de acento.

(Colaboración de Guille, gracias.)

Roberto

2 comentarios:

Un Duende dijo...

Hola Roberto! por fin encuentro algo tuyo por estos mundos de internet ;)

Qué bonito tuvo que ser ese viaje a Andalucía en todos los aspectos: monumentos "de todo tipo" como diría Bernardino, excursiones nocturnas, el jolgorio a todas horas y los lazos que se crean en estos viajes con tu gente y con los que pasan a formar parte de ella.

Me hubiera gustado ir, pero si hubiera ido todo el mundo, ¿a quién se lo ibais a contar si no?

Un besazo!

PD.: Ojalá me reduzcan la condena y os veo antes de que os vayais todos de vacaciones ;)

Un Duende dijo...

Hola otra vez!

He encontrado estas páginas que creo que pueden ayudarte con lo que me pedías el otro día sobre contadores. Por si no las habías visto aún, te dejo los links

--> http://www.statcounter.com/

--> http://help.blogger.com/bin/answer.py?hl=es&answer=42078

Besos!